Cuando Andrea me contactó para que le hiciese la joyería que llevaría puesta en su boda me dió total libertad para crear piezas diferentes.

La boda se celebraba en una casa rural familiar y pretendía ser un acto íntimo en un fantástico escenario campestre.

Mi inspiración para crear las piezas fué basada en la naturaleza, sus texturas y las formas orgánicas.

Para complementar el vestido de novia inusual y sencillo diseñé unos pendientes grandes y un tocado para el cabello a juego con forma de alas de mariposa. Usé latón como material, tiene un color dorado viejo precioso que brillaba en contraste con el pelo moreno de la novia.

Please follow and like us: